Urgencias - Emeergencias vittal Urgencias (011) 4000-8888 | 0810-333-8888
Alcohol y cuarentena: disminución del consumo en jóvenes y aumento en adultos

Alcohol y cuarentena: disminución del consumo en jóvenes y aumento en adultos


En el marco del Día Internacional de la Juventud que se conmemora el 12 de agosto, repasamos los datos principales referidos al consumo de alcohol en adolescentes y jóvenes y cómo en esta oportunidad, debido al contexto de cuarentena, las estadísticas han cambiado.

A diferencia de los datos que suelen arrojarse relacionados con el consumo de alcohol en adolescentes, en la actualidad, debido al contexto de cuarentena, el consumo en jóvenes de entre 18 y 24 años se ha visto disminuido por la falta de actividades sociales.

Los datos pertenecen a un estudio de investigadores del CONICET que revelan, por otro lado, un gran aumento en el consumo de bebidas alcohólicas en adultos durante la cuarentena.

Alcohol y adolescencia

La adolescencia de una persona es un periodo de riesgo respecto a la adopción de determinadas conductas entre las cuales el consumo de alcohol ocupa un lugar preponderante. En esta etapa de la vida el cerebro se halla en una fase de modelación en la cual se establecen las conexiones psicoactivas que van a permanecer en el futuro.

El alcohol es una sustancia que tiene efectos tanto estimulantes como depresores del sistema nervioso central. Produce adicción y su uso indebido está asociado a trastornos de conducta social, trastornos mentales y del comportamiento, y conductas sexuales de riesgo. El consumo de alcohol a una edad temprana se asocia a accidentes vehiculares, violencia y suicidio.

Consumo de alcohol en cuarentena

En este contexto de cuarentena, el consumo de alcohol aumentó fuertemente entre las personas adultas que se vieron obligadas a quedarse en sus casas. Según un estudio de investigadores del CONICET en el Instituto Gino Germani, que circuló de manera online entre el 4 y el 8 de mayo, durante la cuarentena se incorporó el consumo de bebidas alcohólicas a nuevas situaciones de la vida cotidiana: entre quienes consumieron, casi un 20% comenzó a tomar alcohol durante la cena y cerca de un 15% mientras lee o escucha música o mira televisión. Entre las razones para tomar más alcohol, prevalecen las que suponen una desorganización del tiempo (42.2% porque tienen más tiempo libre y 29.4% por la falta de una rutina estable) y la afectación emocional provocada por la cuarentena (33.6%).

Sin embargo, en el grupo de 18 a 24 años, se cuadriplicó el número de personas que mencionan directamente no consumir bebidas alcohólicas (de 5.2% a 20.7%).

En este caso, el consumo de alcohol durante el aislamiento se vio condicionado por el cierre de las actividades: los jóvenes están consumiendo menos alcohol durante la cuarentena por la falta de salidas o eventos sociales.

Ar­gen­ti­na es con­si­de­ra­do un país “hú­me­do”, es de­cir que el con­su­mo de al­cohol está am­plia­men­te acep­ta­do, incorpo­ra­do y na­tu­ra­li­za­do, con un con­su­mo per cá­pi­ta muy alto. En ese sentido, el con­su­mo de al­cohol, le­jos de ser un pro­ble­ma de res­pon­sa­bi­li­dad in­di­vi­dual, es un pro­ble­ma de la sa­lud pú­bli­ca y es ur­gen­te la ne­ce­si­dad de implementar po­lí­ti­cas pú­bli­cas efec­ti­vas.

Alcohol y Covid-19

Por otra parte, es necesario informarse acerca de la ingesta de alcohol en relación a la pandemia por el coronavirus. Hay que destacar que el alcohol no es un medio para prevenir o tratar la infección por Covid-19. El consumo de alcohol no solo no destruye al virus, sino que probablemente aumenta los riesgos para la salud si la persona contrae el virus.

Se debe tener en cuenta que el consumo excesivo de alcohol es un factor de riesgo de síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), una de las complicaciones más graves del coronavirus.