Urgencias - Emeergencias vittal Urgencias (011) 4000-8888 | 0810-333-8888
Beneficios de la leche materna para madres y bebés

Beneficios de la leche materna para madres y bebés


Del 1 al 7 de agosto se celebra como cada año la Semana Mundial de la Lactancia Materna para comunicar y difundir los beneficios de la leche materna en los niños. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Argentina de Pediatría recomiendan dar a los bebés de manera exclusiva leche materna los seis primeros meses de vida y continuar, siempre que sea posible, hasta los 2 años. 

La leche materna tiene varios aspectos fundamentales para el crecimiento saludable de los bebés. Aporta toda la energía y los nutrientes de alta calidad que necesita el bebé y además es inocua y contiene anticuerpos que protege al lactante de enfermedades infecciosas (otitis, gripe, diarrea, neumonía) y crónicas (asma, diabetes, caries).  

A su vez, favorece el contacto temprano piel con piel, promueve el desarrollo sensorial y cognitivo. También reduce 36% el riesgo de muerte súbita, es de fácil digestión y evita el estreñimiento.  

“Otro de los beneficios es que la leche materna está disponible siempre y, a largo plazo, está comprobado que los adultos que de pequeños tuvieron lactancia materna suelen tener una tensión arterial más baja, menos colesterol y menores tasas de sobrepeso, obesidad y diabetes de tipo 2”, señala la Dra. Cecilia Avancini, jefa de Pediatría de vittal. 

Además, los beneficios no son únicamente para los bebés. Según indica la Dra. Avancini, en las madres la lactancia reduce el cáncer de mama y ovario; y ayuda a recuperar más rápidamente el peso anterior al embarazo.  

 

Lactancia y COVID-19

El COVID-19 no es motivo para abandonar la lactancia materna. “Los anticuerpos y los factores bioactivos de la leche materna ayudan a combatir la infección por COVID-19, incluso si el bebé ha sido expuesto al virus”, subraya la Dra. Avancini. 

No obstante, es importante mantener los cuidados si una mamá sospecha tener el virus. Las recomendaciones son usar mascarilla, lavarse las manos con agua y jabón, o con un desinfectante para manos con base de alcohol, antes y después de tocar al niño; limpiar y desinfectar todas las superficies de contactos. El pecho solo debe ser lavado en caso de haber tosido sobre él. De no ser así, no es necesario que se lave cada vez que alimente al bebé.  

Por otro lado, es importante lavar habitualmente los extractores de leche materna, los recipientes de almacenamiento y los utensilios para la alimentación del bebé después de cada uso. 

Con respecto a la vacunación para COVID-19, está demostrado que las mujeres embarazadas y amamantando provocaron respuestas inmunes humorales (de anticuerpos neutralizantes) inducidas por la vacuna (plataforma utilizada ARNm) comparables al grupo control de mujeres no embarazadas, y generaron mayores títulos de anticuerpos que los observados después de la infección por SARS-CoV-2 en el embarazo.  

 

“Los anticuerpos generados por la vacuna están presentes en la sangre del cordón umbilical y en la leche materna después de la vacunación materna”, remarca la Dra. Avancini; y agrega: “La vacunación de las mujeres embarazadas y amamantando pueden brindar una inmunidad materna y neonatal robusta”.