Urgencias - Emeergencias vittal Urgencias (011) 4000-8888 | 0810-333-8888
Dengue: prevención y detección de la enfermedad 

Dengue: prevención y detección de la enfermedad 


Cada verano se agudiza la transmisión de esta enfermedad viral. Cómo detectarla y cuáles son las medidas a tomar en casa para prevenirla.

Convertido en los últimos años en un problema creciente para la salud pública mundial, el dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti, que se alimenta con sangre de una persona enferma y luego lo transfiere a otras personas. El contagio solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra 

Los factores que motivaron su crecimiento son múltiples: el cambio climático, el aumento desorganizado de la población en áreas urbanas, la insuficiente provisión de agua potable, la inadecuada recolección de residuos y la producción masiva de recipientes descartables que sirven como criaderos de mosquitos. A esto se suman el aumento de viajes y migraciones, las fallas en el control de los vectores y la falta de una vacuna eficaz para prevenir la enfermedad. 

Durante el transcurso del año 2020 se registró en Argentina el mayor número de casos de dengue, en un contexto regional de aumento de incidencia de esta enfermedad: 59.410 casos, con 26 fallecidos, en 17 provincias y en cuatro de las cinco regiones del país.  

¿Cuándo sospechar dengue? 

Se debe sospechar dengue en todo caso de síndrome febril, en pacientes de cualquier edad y sexo, que en los últimos 15 días hayan estado en un área endémica o con transmisión activa de dengue; también en pacientes que presenten fiebre de menos de siete días de duración, sin acción de las vías aéreas superiores, acompañada de dos o más de los siguientes síntomas: falta de apetito y náuseas, erupciones en la piel, dolor de cabeza y/o de ojos, malestar general, entre los principales. 

¿Cómo actuar cuando sucede? 

Apenas aparecen signos de alarma el paciente debe concurrir al centro de salud. El tratamiento, que en la mayoría de los casos es domiciliario, consiste en reposo y reposición de líquidos, no solo de agua sino de caldos, jugos de frutas, leche, sales de rehidratación. Además, se debe proteger al paciente de la picadura de mosquitos mientras se encuentre febril, para evitar la transmisión viral.   

Como tratamiento para el dolor y la fiebre se suele indicar paracetamol, y están contraindicados los otros antinflamatorios no esteroides (diclofenac, ibuprofeno, naproxeno, aspirina) y corticoides, antibióticos. El tratamiento de los pacientes graves con dengue debe ser siempre hospitalario. 

¿Cómo aplicar las medidas de prevención? 

  • No dejar recipientes con agua a la intemperie, porque es allí donde el mosquito deposita sus huevos. 
  • El mosquito no vuela alto,  por lo que las zonas del cuerpo más expuestas son las inferiores.  
  • Por esta misma causa, los niños resultan especialmente vulnerables a las picaduras. 
  • Usar ropa que cubra el cuerpo, sobre todo en los horarios de mayor riesgo, por la mañana y en horas de la tarde.  
  • Utilizar repelentes aptos para la prevención específica de dengue.