Urgencias - Emeergencias vittal Urgencias (011) 4000-8888
Donar sangre: qué hay que tener en cuenta, quiénes no pueden donar, mitos y verdades

Donar sangre: qué hay que tener en cuenta, quiénes no pueden donar, mitos y verdades


Las transfusiones de sangre y los productos sanguíneos ayudan a salvar a millones de personas cada año, aumentando la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales, y permitiendo también la implementación de procedimientos médicos y quirúrgicos complejos. En la siguiente nota brindaremos información acerca de la donación de sangre y lo que se debe tener en cuenta. Además, derribaremos mitos y develaremos verdades, pudiendo entender la importancia de ayudar a quienes más lo necesitan mediante un acto sencillo.

En la Argentina se necesitan más de 4.000 transfusiones por día, ya que los componentes sanguíneos son requeridos en múltiples situaciones, como accidentes, operaciones, trasplante de órganos, tratamientos oncológicos y pacientes con quemaduras graves, entre otros.

¿Es peligroso donar sangre?

No. La donación es un proceso seguro que se realiza bajo la responsabilidad de un equipo médico. Es imposible la transmisión de cualquier tipo de enfermedad durante este proceso.

Se trata de un acto desinteresado que lleva no más de media hora. Cualquier persona, hombre o mujer con buen estado de salud, mayor de 18 años y menor de 65 años, cuyo peso supere los 50 kg., puede donar sangre.

A tener en cuenta

  • La cantidad de sangre donada será regenerada en su totalidad por el organismo en poco tiempo, por lo que este acto no interfiere con las actividades diarias de los contribuyentes.
  • Deben transcurrir mínimo dos meses entre donación y donación.
  • Los hombres pueden donar 5 veces al año, como máximo.
  • Las mujeres pueden donar 4 veces al año, como máximo. Esto se debe a que los depósitos de hierro disminuyen con el período menstrual.

¿Quiénes no deberían donar sangre?

  • Quienes hayan padecido determinadas enfermedades como hepatitis, sida, paludismo, chagas, o tumores.
  • Quienes hayan consumido drogas por vía endovenosa.
  • Quienes hayan consumido algún medicamento.
  • Embarazadas o en período de lactancia.

Mitos y verdades

  • ¿Me debilito si dono sangre?

Una vez realizada la donación, el volumen de sangre es reemplazado rápidamente y en unas horas se normaliza, sin alterar las tareas habituales. Sólo se aconseja no hacer fuerza con el brazo del cual se extrajo sangre.

  • ¿Puedo adelgazar o engordar?

La donación no altera el peso corporal. Se puede notar un leve incremento del apetito después de la donación, lo cual es normal y esperable.

  • ¿Puedo contraer alguna enfermedad?

Donar sangre es seguro. No se puede contraer ninguna enfermedad al hacerlo, ya que el material que se utiliza para la extracción es estéril y desechable.

  • ¿Puedo donar si tengo tatuajes o piercing?

Si bien los tatuajes o piercing son un factor de riesgo, se puede donar sangre ya que la misma se analiza siempre antes de ser usada. A estas personas se les recomienda donar después del año, es decir que estarían inhabilitados transitoriamente. También entran dentro de este grupo quienes se hayan realizado acupuntura o sufrido algún accidente con exposición a sangre o secreciones y contacto con ellas a través de mucosas o heridas.

  • ¿Puedo donar sin estar en ayunas?

Si, se recomienda que la persona que vaya a donar beba por lo menos 500 ml de agua o bebidas con sales media hora antes de la extracción y sin restricciones para la ingesta de alimentos sólidos, solo se deben evitar las grasas y lácteos antes de donar.

  • ¿Es doloroso?

No es doloroso y además es rápido.  La extracción se hace a través de un pequeño pinchazo en la piel con el uso de una aguja.