Urgencias - Emeergencias vittal Urgencias (011) 4000-8888 | 0810-333-8888
Primavera en tiempos de COVID-19: ¿síntomas de alergia o de coronavirus?

Primavera en tiempos de COVID-19: ¿síntomas de alergia o de coronavirus?


La tos, el cansancio y el dolor de garganta son manifestaciones comunes entre las dos patologías. En la siguiente nota te contamos cómo diferenciarlas, qué hacer ante la duda y cómo tratar los síntomas de la alergia.

Alergia y síntomas

La llegada de la primavera es uno de los momentos más esperados del año. Sin embargo, para las personas que padecen alergias suele constituir un período complicado.

La alergia es una reacción exacerbada del sistema inmunitario a una sustancia que identifica como invasor. Las mismas se conocen como alérgenos. Ante esta presencia, el organismo genera anticuerpos que producen histamina, agente responsable de los síntomas que ocasionan el malestar.

Los síntomas más habituales son la congestión y secreción nasal, estornudos, picazón de ojos, dolor de garganta u oídos y cansancio general.

Algunos de estos síntomas resultan comunes a la presentación del COVID-19, siendo los que con más frecuencia coinciden la tos, el cansancio y el dolor de garganta.

¿Cómo diferencias los síntomas de la alergia de los del COVID-19?

Teniendo en cuenta que la fiebre no es un signo constante en los contagiados por coronavirus, esto complica aún más el diagnóstico diferencial. Ante esta disyuntiva, la consulta médica resulta esencial e imprescindible.

En cuanto a la primavera, el cuadro más frecuente de este espectro es la rinitis alérgica, que se caracteriza por afectar la nariz y se genera cuando se inhala polvo, polen, ácaros, etc.

Las primeras señales de molestia suelen ser picazón en la nariz, la boca, los ojos, la garganta, la piel o en cualquier área; problemas con el olfato, rinorrea (secreción líquida por la nariz), estornudos y ojos llorosos. Los síntomas posteriores abarcan nariz tapada (congestión nasal), tos, oídos tapados y disminución del sentido del olfato, dolor de garganta, hinchazón debajo de los ojos, fatiga e irritabilidad y dolor de cabeza.

Tratamiento de la alergia

  • Los corticoesteroides nasales en aerosol son el tratamiento más efectivo para la rinitis alérgica.
  • Los antihistamínicos funcionan bien para tratar síntomas generales que no suceden muy a menudo o no duran mucho tiempo.
  • Las vacunas contra las alergias (inmunoterapia) se recomiendan si la persona no puede evitar el alérgeno o si los síntomas son difíciles de controlar.

Recomendaciones para disfrutar de la primavera

  • Evitar en lo posible la exposición a los alérgenos conocidos por el paciente.
  • Permanecer en el hogar, de ser posible, con las ventanas cerradas en la época de mayor polinización y los días secos y ventosos. Aprovechar los días lluviosos ya que la lluvia ayuda a limpiar el polen.
  • Quitarse la ropa que se usó fuera de casa y ducharse para limpiar el polen de la piel y el cabello.
  • No colgar la ropa en espacios abiertos ya que el polen puede pegarse a las mismas
  • Mantener la higiene y el mantenimiento de la edificación ayuda a reducir la presencia de ácaros.

En cuanto a la detección, las pruebas cutáneas son el método más común de pruebas para alergias, acompañándose de examen de laboratorio (hemograma) para determinar la IgE (Inmunoglobulina E) y los niveles de eosinófilo.