Urgencias - Emeergencias vittal Urgencias (011) 4000-8888 | 0810-333-8888
Primeros Auxilios: cómo actuar ante una situación de emergencia

Primeros Auxilios: cómo actuar ante una situación de emergencia


¿Sabías que conocer cómo llevar a cabo prácticas de Primeros Auxilios puede salvar vidas?

Debemos promover la concientización sobre la importancia que pueden revestir gestos sencillos a la hora de asistir a una persona, tanto en la vida cotidiana como en casos de crisis, comprendiendo que el conocimiento de estas prácticas puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Te contamos qué son los primeros auxilios, cómo actuar ante una situación de emergencia y qué elementos debe tener un botiquín para resultar útil en estas circunstancias. Además, derribamos mitos sobre qué hacer ante determinados accidentes.

¿Qué son los Primeros Auxilios?

Son aquellas técnicas y procedimientos que debemos tener en cuenta en situaciones de emergencia o cuando una persona enferma o lesionada precisa ayuda, hasta la llegada de profesionales especializados.

Los PPAA comprenden un amplio abanico de situaciones, donde podemos distinguir tres grandes grupos:

Emergencias por lesiones: se puede ayudar a personas lastimadas con algún elemento punzante; a quienes sufran una hemorragia visible en alguna parte del cuerpo o sean víctimas de un traumatismo.

Emergencias médicas: podemos estar frente a personas con hipoglucemias o que manifiesten problemas respiratorios, sufran ataque al corazón o cuadros de alergias.

Emergencias medioambientales: son aquellas ocurridas por picaduras, mordeduras, golpes de calor, intoxicaciones, entre otras.

¿Qué debemos hacer?

  1. Al acercarnos debemos presentarnos, explicar que conocemos sobre primeros auxilios y consultarle si nos permite ayudarlo.
  2. Es imprescindible observar alrededor y verificar las condiciones del lugar para no exponerse a un peligro, evaluando la seguridad del mismo.
  3. La máxima principal de los PPAA es no mover a una persona enferma o lastimada.
  4. Se debe llamar a una ambulancia o al servicio médico, accionando la cadena de sobrevida lo que permitirá finalmente salvar la vida de otro ser humano.
  5. Se debe manejar la situación, buscando la calma y evitando el descontrol.
  6. Conseguir la dirección exacta de donde nos encontramos para que nos localicen sin inconvenientes.
  7. Usar guantes y protección ocular ante la presencia de sangre u otros fluidos corporales. No se debe tocar nunca en forma directa ningún tipo de secreciones.

¿Qué elementos debe tener un botiquín de Primeros Auxilios?

Debe ser transportable y ubicado en un lugar accesible, conocido por todos, hay que controlar periódicamente el estado de los elementos.

Elementos básicos

  1. Jabón neutro (blanco): para higienizar heridas.
  2. Alcohol en gel: para desinfección rápida de las manos.
  3. Termómetro: para medir la temperatura corporal.
  4. Guantes descartables de látex: para no contaminar heridas y para seguridad de la persona que asiste a la víctima.
  5. Gasas y vendas: para limpiar heridas y detener hemorragias.
  6. Antisépticos (yodo povidona, agua oxigenada): para limpiar las heridas.
  7. Tijera: para cortar gasas y vendas o la ropa de la víctima.
  8. Cinta adhesiva: para fijar gasas o vendajes.

Botiquín de PPAA para vacaciones

  • Ibuprofeno o paracetamol para aliviar dolores bajar la fiebre.
  • Medicamentos antihistamínicos para aliviar las alergias y la inflamación.
  • Medicamentos para el mareo y las náuseas.
  • Crema antibiótica para prevenir la infección de cortes, arañazos y quemaduras.
  • Loción de calamina para aliviar el picor y la irritación producida por las picaduras de insectos y la hiedra venenosa.
  • Crema de hidrocortisona para aliviar la irritación de las erupciones de la piel.
  • Crema para la dermatitis del pañal.
  • Protector solar con un factor de protección solar 35 o más alto.
  • Repelentes para insectos.
  • Medicamentos para la diarrea.
  • Antibiótico.
  • Agua oxigenada para limpiar y desinfectar las heridas.
  • Bandas adhesivas.
  • Vendas de varios tamaños para cubrir cortes menores.
  • Gasas en rollos, para tapar los cortes y arañazos.
  • Cinta adhesiva para mantener la gasa en su lugar.
  • Toallitas antisépticas para desinfectar las heridas y limpiarse las manos, pinzas, tijeras u otros utensilios.
  • Compresas frías que se activan al instante y que sean desechables, para enfriar las lesiones y quemaduras, así como también para usarse en esguinces y torceduras.
  • Tijeras con la punta redonda para cortar esparadrapo, gasa o la ropa, si es necesario.
  • Pinzas para quitar pequeñas astillas, objetos extraños, o aguijones de insectos.
  • Guantes desechables de goma para protegerse las manos.
  • Termómetro para tomar la temperatura en el caso de enfermedad.
  • Según al lugar en donde se vaya hay que considerar algunos medicamentos específicos como sales de rehidratación oral, tabletas potabilizadoras de agua (según destino), etc.

Todos los medicamentos que lleve en el botiquín tienen que ser recomendados por su médico de cabecera. Esta información solo es orientativa.

Mitos 

  • Cuando se tiene un ojo morado, es común que le apliquen un pedazo de carne cruda: este solo proporciona frío y presión, pero no hay ningún beneficio médico probado de que ayude.
  • Ante un corte o herida suelen poner alcohol sobre ellas, con el fin de limpiarlas: el agua es suficiente para limpiar cualquier herida, más tratándose de una de no muy gran magnitud.
  • Si un brazo o pierna está sangrando mucho, hay que hacer un torniquete por encima de la herida: la medida es totalmente errónea. Es una maniobra que puede interrumpir todo el flujo sanguíneo y causar, además, daño a los tejidos. Lo que hay que hacer es una presión directamente sobre la herida con apósitos estériles y limpios para lograr que coagule y disminuya el sangrado.
  • Cuando sangra la nariz, echar la cabeza hacia atrás: ¡gran error! Esto puede causar que la sangre se vaya a los pulmones o hacia el estómago, provocando vómitos. La solución es apretar la nariz por unos minutos.
  • Ante quemaduras colocar manteca o pasta dental encima: peligroso. Lo que logras es aislar el calor, producir cicatrices y probablemente originar una infección. Lo recomendable es usar agua potable para limpiar la zona.
  • Si un chico toma lavandina hay que hacerlo vomitar: esto puede causar más daño. Ante una intoxicación, hay que llamar a los teléfonos de emergencias toxicológicas y seguir sus indicaciones. Jamás hay que provocar el vómito.